¿Tengo una relación tóxica?

En esta semana dedicada a las relaciones de pareja no he querido dejar atrás esta interrogante, ya que muchos se lo preguntan a diario. ¿Tengo una relación tóxica? Sigue leyendo y contesta nuestro test de 10 preguntas para averiguarlo.

Todos nos hemos preguntado luego de una discusión si estamos en una buena relación o no. Son muy pocas las personas que están absolutamente seguras todo el tiempo con el compromiso que llevan. Las dudas son normales, sobre todo cuando experimentamos diferencias que son difíciles de solucionar, pero una relación tóxica va mucho más allá de simples desacuerdos.

Un amor tóxico aprisiona, te prohíbe ser quien eres y limita tus libertades en todo sentido. Desde como te vistes a lo que dices, un amor tóxico nunca te dejará brillar, ya que eso le provoca celos y una inmensa necesidad de poseer al otro como objeto impidiendo su florecimiento.

Si has tenido o tienes una relación de este tipo entonces entenderás lo que digo, pero si alguna vez has tenido dudas sobre tu relación, acá te dejo seis señales claras de que estás en una relación tóxica y es tiempo de salir de ella. Sigue leyendo y completa el test que te dejo al final de este artículo para confirmar si tu relación es tóxica o solo necesita algo de trabajo de parte de ambos.

Te puede interesar: Horóscopo Semanal

6 señales que indican que vives una relación tóxica.

Te denigra con sus amigos o familia

La familia y los amigos son los escudos de protección que tenemos a nuestro alrededor. Muchos consideran su opinión como importante, mas no definitoria, para seguir adelante con una relación. En una relación sana nos sentimos orgullosos de quien hemos escogido como pareja y, por supuesto, deseamos que nuestros cercanos vean todo lo maravilloso que vemos en él o ella.

Si tu pareja se burla constantemente de ti hasta el punto de avergonzarte con su familia o amigos. Si realmente no muestra aprecio o no tiene una palabra cariñosa para ti frente a ellos, entonces es muy probable que estés con una persona que no siente amor real ni admiración hacia ti.

Resalta tus defectos y pasa por alto tus virtudes.

Todos merecemos ser apreciados por nuestra pareja, por algo la hemos escogido para nuestra vida. Si tu pareja solo nota tus defectos o lo que tú consideras como tal y no resalta tus virtudes o lo hace muy poco, entonces cuidado, podría ser una persona muy egoísta y además celosa de que brilles y muestres todo tu potencial.

Las parejas tóxicas no quieren ver al ser amado florecer, ya que eso les da un profundo temor. Harán todo lo posible por bajar su autoestima y limitar su confianza personal con tal de mantener su atención solo en ellos y en nadie más.

¿Salir a solas? Un problema

En una relación tóxica es muy claro que ambos o uno de los dos tiene problemas para que el otro salga a solas con amigos. Por supuesto, cada pareja puede establecer ciertos límites y reglas en su relación, pero esto es algo muy diferente a ello. Una cosa es decidir en común y otra cosa es prohibir de forma arbitraria.

Cuando estás en una relación tóxica, incluso las salidas más inocentes suelen ser un motivo de problema. No puedes quedar tarde con amigos, no puedes pasar tiempo con personas de tu trabajo, no puedes incluso ir a ver a tu familia, ya que todo despierta desconfianza y lleva directo a una pelea de grandes proporciones.

Es tu culpa.

Todo, absolutamente todo lo que esté mal en la relación será culpa tuya y nunca verá sus errores. Si tienes a tu lado a alguien que le cuesta trabajo ver sus falencias siempre pondrá la carga sobre tus hombros. En una relación sana ambos toman responsabilidad por los problemas en común e intentan trabajarlos.

Otra variante de este punto son aquellas personas que al ser criticadas por un error grave adoptan el papel de víctima de la historia y se sienten atacadas con cualquier comentario. Aceptar nuestros errores es sano y, aunque es difícil, puede ayudarnos a crecer y a mantener saludable el amor en pareja.

No puedes hablar sobre lo que te interesa.

En una relación sana ambos pueden hablar del tema que quieran sin restricciones, ya que ser pareja es también ser amigos. Pasar tiempo de calidad juntos y debatir sobre los temas que a ambos interesan ayuda a conocerse mucho más, algo a lo que una persona tóxica provocaría problemas, ya que solo lo que habita en su cabeza es digno de interés.

En una relación tóxica no podrás interrumpirle cuando habla. No podrás opinar sobre un tema, ya que tu comentario no tendrá peso. Te dirá que no sabes nada de lo que hablas y que es mejor que te calles. Una persona tóxica no te prestará atención ni tampoco te preguntará sobre lo que sientes, lo que quieres o lo que haces. Serás solo un depósito para lo que él o ella quieran decir, sin siquiera solicitar tu opinión.

Has dejado de ser tú.

El último punto es quizás el más claro de todos. Has dejado de ser tú, ya ni siquiera recuerdas tus anhelos, tus sueños, tu verdadera personalidad. Quien te quiere solo para satisfacer su ego o quien te ve como objeto pasará por alto esto y callará frente a tu pérdida de identidad.

Una relación tóxica te limitará, disminuirá tu confianza, tu autoestima, tus talentos y todo lo que realmente te haga ser libre en tu autenticidad. Tendrá miedo a verte brillar y preferirá verte sin energías, sin personalidad, totalmente en silencio. Por supuesto, una vez que ha agotado tu esencia seguirá ahí y se asegurará que no vuelvas a creer en ti y, probablemente, buscará satisfacción en otro lugar.

Ahora que te he entregado las seis señales de que estás en una relación tóxica te invito a tomar este test que he realizado especialmente para ayudarte a descubrir en que estado se encuentra tu relación en este momento. ¿Es buena o se ha vuelto un vicio? Descúbrelo a continuación.

Por J. Abdhalla

Test: ¿Estás en una relación tóxica?

[ays_quiz id=’3′]

Te puede interesar

[pt_view id=»5f256bd0bk»]