Luna Creciente

Luego de la renovación de Luna Nueva nos preparamos para recibir las bondades de la Luna Llena. El camino para ello nos entrega una de las fases lunares más desafiantes donde ponemos a prueba lo aprendido y las decisiones que hemos tomado. Este periodo se conoce como Luna Creciente, la cual puede ser tan auspiciosa como las otras fases de nuestro satélite natural si sabemos utilizar bien su poder. Sigue leyendo que acá te cuento cómo aprovechar al máximo su energía.

Efectos de la Luna Creciente.

La Luna ha quedado en total oscuridad durante la Luna Nueva y comienza lentamente a mostrar su brillo nuevamente. El periodo de Luna Creciente se extiende alrededor de 13 días, teniendo como punto medio el Cuarto Creciente, cuyo poder especial abordaré más abajo.

Luego de esa intensa renovación que nos trae la Luna Nueva nos preparamos para avanzar con las decisiones que hemos tomado. Dos días después de que la Luna ha alcanzado su máximo de oscuridad la Luna Creciente comienza a mostrar sus primeras luces con la promesa de que iremos avanzando con cada paso que damos.

Dentro de los efectos más notables de la Luna Creciente es importante destacar su poder para ayudarnos a ver la realidad tal como es. El velo de la imaginación y la ensoñación desaparece durante esta fase lunar. Somos capaces de vislumbrar el terreno que pisamos y, por consiguiente, no nos dejamos engañar por las ilusiones o el sentimentalismo con facilidad.

Si bien nuestras emociones pueden crecer durante Luna Creciente, ya sea en el amor, en la amistad o en el plano familiar, siempre tendremos la tendencia a ser concretos y realistas en el ámbito afectivo.

Resolver asuntos pendientes, tomar decisiones difíciles y proteger nuestro bienestar son parte fundamental de este periodo, pero ¿cómo poder aprovechar su poder? Antes de ello me parece muy importante destacar la energía que nos trae el punto medio de esta fase lunar.

El Cuarto Creciente es un impulso que vale la pena conocer y saber aprovechar en nuestro beneficio, sobre todo porque en este punto ya hemos realizado una intensa reflexión y nos sentimos seguros de las decisiones tomadas.

La magia del Cuarto Creciente.

Una vez iniciada la Luna Creciente nos preparamos para recibir su punto más importante en cuanto a energía se refiere. El Cuarto Creciente llega luego de cuatro o cinco días iniciado el proceso de esta fase lunar y nos regala oportunidades maravillosas para abrir caminos y fortalecer nuestro carácter.

Parte fundamental de este punto es la seguridad que vamos tomando luego de pasar por algunas confusiones internas. La Luna Creciente nos ayuda a ir recuperando esa confianza que necesitamos para avanzar y el Cuarto Creciente es el encargado de reafirmar nuestra posición.

Durante el Cuarto Creciente nos sentimos más seguros, más concretos en nuestro discurso y menos confusos en nuestros pensamientos. Abrimos la oportunidad al diálogo y nos centramos en lo que nos hace bien, alejando de nuestra mente esas dudas que no nos dejan avanzar.

Si bien durante la Luna Nueva realizamos una limpieza intensa para renovar energías, en el Cuarto Creciente es cuando realmente nos sentiremos más libres de ataduras.

Te puede interesar: Amor Virtual ¿Realidad o fantasía?

Regalos del Cuarto Creciente.

Soltar las cargas pesadas y aprender a decir NO cuando es necesario son regalos fundamentales de este periodo lunar. Debido a que somos mucho más realistas, es muy probable que enfrentemos frustraciones, pero el Cuarto Creciente nos ayudará a recuperar el autoestima y a buscar nuestra estabilidad a toda costa.

Es durante el Cuarto Creciente cuando se pueden tomar decisiones difíciles y no por nada, ya que nos damos cuenta de los pasos que pueden ser exitosos y cuales pueden llevarnos al fracaso.

Como te dije anteriormente, el velo de la ilusión y el encanto desaparece para dar paso a lo real, a lo que podemos resolver de inmediato y nos impulsa a aplazar lo que resulta inverosímil o demasiado ilusorio en ese momento.

La fuerza que nos infunde este periodo nos lleva a buscar la independencia, lo que por supuesto nos alienta a tomar decisiones propias haciendo caso omiso a lo que otros puedan dictar. Esta liberación resulta muy positiva cuando ya nos hemos cansado de seguir los designios de otro y buscamos nuestra propia identidad.

¿Cómo aprovechar entonces los regalos de la Luna y el Cuarto Creciente? Al igual que para las otras fases lunares que he descrito en publicaciones anteriores, acá te dejo algunas recomendaciones para realizar durante esta hermosa fase lunar.

Utilizando el poder de la Luna Creciente.

Nos hemos levantado, hemos aceptado la realidad y gracias a ello hemos crecido. Ahora lo importante será usar esta energía para no volver a caer en los mismos errores, para desprendernos de esas cargas que nos hacen daño y para fortalecer nuestro carácter. Sigue leyendo que acá te dejo mis recomendaciones para Luna Creciente.

Concretar proyectos.

Si bien durante Luna Nueva planeamos nuevos proyectos, es en Luna Creciente donde los llevamos a la realidad. Durante esta fase también nos daremos cuenta de qué ideas funcionan mejor y cuáles pueden quedar para otra oportunidad.

No temas desechar malas ideas durante este periodo, ya que reconocer los errores es parte importante de tu crecimiento. Además, si realizas tu trabajo con entusiasmo durante esta fase te encontrarás con sorpresas agradables, incluso podrías optar a un ascenso laboral si juegas bien tus cartas y confías en tu talento.

Comenzar una nueva relación.

Si la Luna Menguante te ha traído algunas desilusiones en el amor y has pasado por un periodo difícil la Luna Creciente te puede ayudar a soltar definitivamente esas emociones confusas. Por supuesto, no es necesario iniciar un nuevo romance para esto, pero esta fase lunar tiene algo de magia romántica en su interior que podemos aprovechar.

La llegada de un nuevo amor puede tomar tiempo, incluso su desarrollo puede ser lento y durante Luna Creciente nos damos cuenta de si las cosas van por un buen camino o no. Antes de la ilusión y antes de comprometer nuestro corazón es ideal ver la realidad.

Te puede interesar: ¿Es amor real?

Fortalecer nuevas o viejas amistades.

¿Quién no ha experimentado alguna discusión con una amistad de años? En caso de que no sea así no cantes victoria tan pronto, ya que toda relación pasa por momentos difíciles y si aún no sucede, de seguro ocurrirá tarde o temprano.

Por fortuna, la Luna Creciente es favorable para meditar las cosas y reconciliar una amistad que se ha visto dañada por diferencias de opinión. En esta fase lunar también es muy probable que te sientas a gusto con personas nuevas y que comiences una amistad sólida con alguna de ellas.

Protección del hogar.

Si la Luna Nueva es perfecta para limpieza, la Luna Creciente es maravillosa para proteger lo que más nos importa. Durante esta fase lunar nos centramos en nuestro bienestar y para ello será absolutamente necesario sentirnos seguros.

Atentos a los rituales que entrego en el horóscopo semanal, ya que en Luna Creciente siempre irán enfocados a este punto importante. Recuerda mantener en tu despensa granos de pimienta negra, clavos de olor y romero seco. Puedes incluso hacer una mezcla con ellos en un pocillo de vidrio para mantener tu hogar protegido de energías negativas.

Te puede interesar: Inciensos ¿Para qué sirve cada aroma?

Tratamientos faciales y cambio de look.

Puede sonar un tanto frívolo hablar sobre esto, pero no lo puedo dejar fuera, ya que cuando nos vemos bien nos sentimos bien, así de simple. Si sientes que necesitas un cambio de apariencia o un tratamiento facial, la Luna Creciente será el periodo perfecto para ello. Esto aumentará tu autoestima y reforzará tu confianza, no lo dejes de intentar.

Cambios en el hogar.

Durante Luna Creciente será una idea acertada hacer algunos arreglos en el hogar. Desde reparaciones hasta cambios en la disposición de los muebles, todo puede dar un buen resultado. Renovar y limpiar nuestro espacio es muy efectivo cuando pasamos por un mal periodo, inténtalo, de seguro te ayudará.

Potenciar el amor en la pareja.

Por supuesto el amor no solo está presente en Luna Creciente para iniciar un nuevo romance. Las parejas de larga data que enfrenten problemas durante las fases lunares anteriores encontrarán en este periodo una oportunidad para recuperar el romance y la pasión.

Los impulsos se disipan en Luna Creciente y el panorama se vuelve más claro. Es normal que durante esta fase se pueda dejar ir el rencor, la rabia o las discusiones menores para centrar la atención en lo que realmente importa, la estabilidad de la relación.

Rituales y amuletos de buena fortuna.

Los rituales de abundancia son maravillosos durante Luna Llena, pero en Luna Creciente podemos aprovechar la energía que nos rodea para atraer la buena suerte. Guarda tres hojas de romero en tu billetera o pon estrellas de anís en tu cartera para atraer buena fortuna.

No te pierdas mis sugerencias en nuestro Instagram y cómo potenciar su poder. Además, recuerda que cada Luna Creciente te entrego un ritual especial para la buena fortuna en el horóscopo semanal.

Cuarto Creciente y los signos.

Al igual que en los especiales lunares anteriores, el Cuarto Creciente potencia diferentes aspectos dependiendo del signo en el que ocurra. Acá te dejo una lista para tengas en consideración para la próxima Luna Creciente.

  • Aries: Potencia la fuerza en el trabajo y la convicción en tus proyectos. Es perfecta para detectar errores y para desechar ideas que no resultan efectivas. Aumenta la confianza personal.
  • Tauro: Somos realistas y concretos a la hora de hablar y expresar nuestras emociones. Nos volvemos más astutos al tomar decisiones en lo laboral y potenciamos el afecto en una relación.
  • Géminis: Somos más abiertos a la hora de dialogar y expresamos lo que sentimos con total honestidad. Potenciamos el buen olfato para negocios y nuevas oportunidades.
  • Cáncer: Avanzamos con cautela salvaguardando nuestros intereses y somos temerarios a la hora de tomar decisiones firmes. Somos pacientes y esperamos el tiempo correcto para actuar.
  • Leo: Aumenta nuestra energía, nos volvemos más entusiastas y vemos la realidad tal como es. Nuestro camino se ilumina y recuperamos confianza personal mejorando el autoestima.
  • Virgo: No tenemos excusas a la hora de enfrentar la verdad. Somos valientes y muy realistas. Decimos lo que pensamos corriendo riesgos, pero pensando siempre en nuestro bienestar.
  • Libra: Derribamos barreras, descubrimos talentos y nos sentimos preparados para iniciar algo nuevo, ya sea en el amor o en el trabajo. Protegemos nuestra estabilidad interna a toda costa.
  • Escorpio: Revelamos secretos o descubrimos algunas verdades que nos liberan de las cargas. Nos sentimos apasionados en el amor y muy conscientes de nuestros deseos internos.
  • Sagitario: Nuestro espíritu aventurero crece, pero somos capaces de ver lo que podemos realizar y lo que no. Sacamos el máximo de provecho de cada aprendizaje y experiencia.
  • Capricornio: Tenemos muy claro lo que hemos decidido y somos conscientes de las consecuencias. Nos enfrentamos a la adversidad con un pensamiento lógico ideal para dar con soluciones efectivas.
  • Acuario: Favorecemos el crecimiento personal por sobre todas las cosas. Tomamos decisiones mesuradas, pero no tenemos miedo al riesgo. Sanamos heridas y recuperamos confianza.
  • Piscis: Nuestra imaginación crece, pero se enfoca en lo que es realizable. Damos importancia y valor a nuestras emociones y nos preocupamos por nuestra estabilidad. Somos más generosos.

Espero que este artículo sea de ayuda para esos momentos confusos que todos vivimos. La energía lunar nos potencia, nos abre los ojos y nos guía en nuestro camino. No te pierdas el especial de Luna Llena muy pronto disponible en nuestra web. Aten@s a nuestras redes sociales.

Por J. Abdhalla

No te pierdas nuestros artículos.

[pt_view id=»5f256bd0bk»]