¿Es amor real?

¿Te has preguntado alguna vez si el amor entre tú y tu pareja es verdadero? Entonces sigue leyendo porque este escrito está especialmente dedicado a ti y a esas dudas que pueden estar dando vueltas en tu cabeza. ¿Es amor real o es solo una ilusión? A través de estas 10 señales que te detallo a continuación lo descubrirás.

La ilusión se hace realidad.

Una de las preguntas que más recibo en mi consulta de Tarot es si el amor es real dentro de la relación o no. Cuando las ilusiones se disipan y las dudas comienzan a crecer en un compromiso es normal preguntarnos esto, pero esta interrogante no solo se limita a las parejas que llevan años, sino que también está muy presente en quienes recién comienzan un camino juntos.

La etapa de enamoramiento puede ser muy intensa para algunos, lo que en muchos casos termina por desgastarse tan rápido como ha comenzado, pero cuando el amor se cocina a fuego lento puede durar por mucho tiempo. Y es que al parecer es sumamente importante estar seguros de que lo que sentimos es correspondido en la misma medida. Pero ¿Se puede realmente medir y comparar el amor?

Te puede interesar: Horóscopo Semanal

El problema de medir el amor.

El problema de comparar el amor que sientes con el de tu pareja y establecer una regla sobre ello es que con toda seguridad te llevará a la frustración constante. Todos amamos de formas diferentes y no lo expresamos de la misma manera.

Lo que podríamos identificar como el amor verdadero se basa en el compromiso y la intimidad. Algo que logra que una relación sea una amistad profunda con momentos apasionados donde lo que realmente prima es la conexión que hemos establecido con esa persona especial y que nos hace sentir tan cómodos.

El amor no puede ser medido con una fórmula numérica, tampoco la compatibilidad de una pareja, ya que cada relación es un mundo aparte, con sus propias reglas y acuerdos. Pese a esto, existen ciertos puntos en común que podríamos interpretar como señales claras de que estás viviendo un amor real y no una mera ilusión.

10 señales de que tu amor es real.

Ambos son auténticos

La primera de nuestras señales es muy clara. En el amor debemos conocer a la persona tal como es. ¿Cómo podrías decir que amas a alguien si no le conoces de verdad? Por supuesto que no puedes.

Si no conoces sus dolores, sus inseguridades, sus frustraciones y sus temores, entonces no te has preocupado por saber absolutamente nada de tu pareja y solo te centras en las partes que te hacen sentir a gusto. El amor real no teme a desnudar el lado negativo de esa persona especial, ya que la amamos por completo, con fallas y virtudes.

Proyecciones y más proyecciones.

Cuando un amor es real habrá sí o sí proyecciones ¡Ojo! No ilusiones, PROYECCIONES, las cuales estarán basadas en el trabajo arduo y el compromiso de ambos por lograr las metas que desean cumplir.

No vivimos solo de fantasía, sabemos bien que queremos avanzar y conseguir nuestros anhelos y mientras más proyectos en común tengas con tu pareja más se fortalecerá el vínculo.

Es una relación honesta.

Este punto puede ser un poco dudoso para muchos, ya que en una relación es común evitar algunas verdades para no herir a la persona amada, pero eso nunca será lo mismo a mentir cuando lo único que te están pidiendo es la verdad.

Como humanos, es cierto que muchas veces fallamos, pero cuando dices amar debes saber que aceptas una gran responsabilidad, ya que ilusionas el corazón de quien te acompaña. Mentir, engañar, ser infiel, todo eso será un golpe muy duro para quien te ha entregado su confianza absoluta y te costará mucho trabajo reparar el daño.

Pueden estar a solas sin problemas.

Día a día recibo en mi consulta testimonios de personas que no pueden estar a solas con su pareja, ya que no saben de que hablar o que hacer. Una pareja es simplemente tu persona favorita en el mundo o al menos debiese serlo.

Si ya no se sientan a conversar, si no pueden salir solos y pasar un buen rato juntos, entonces hay problemas. La amistad en una relación es el pilar fundamental y pasar tiempo de calidad a solas sin problemas es un indicio claro de que estamos frente a un amor real.

Intimidad. El factor clave.

Pese a que la amistad en una relación es el pilar que sostiene la base, la pasión en la intimidad es la que define un amor real. Si tú y tu pareja han pasado largo tiempo sin una tocarse el uno al otro, cuidado, hay problemas y son graves.

Podríamos decir que todas las parejas pasan por periodos donde el cansancio puede haber mellado la pasión, pero eso no implica que deba dejar de suceder por completo. Este factor es tan determinante que la escasez de ello puede quebrar por completo un amor que podría haberse convertido en una relación exitosa.

La pasión, el encanto, la conquista, el romance, todo lo que podamos relacionar con el deseo siempre será absolutamente necesario en una pareja que quiera mantenerse fuerte en el tiempo.

Cumplen sus fantasías juntos.

Y no hablo solo de las fantasías en la intimidad, sino que todo tipo de sueños, hasta los más locos. Cuando apoyamos a nuestra pareja a que cumpla lo que siempre ha añorado es un claro indicio de que nuestro amor es real y totalmente desinteresado.

Para este punto siempre será esencial conocerse mucho y ser sinceros con sus deseos. Si pretendes que tu relación se rija por códigos de conducta estrictos, eso también debe ser conversado antes de iniciar. Imponer nuestro pensamiento al del otro traerá frustración y te podrías perder de nuevas experiencias que tu pareja sí desea realizar a tu lado.

Son libres en su amor.

Por supuesto con este punto no te quiero decir que tengas una «relación libre» como lo que todos entendemos al leer ese concepto. Esto va mucho más allá. Ser libres en nuestro amor implica que no queremos poseer al otro como un objeto, sino que impulsamos su florecimiento.

¿Hay algo más bello en el amor que sentir que tu pareja te motiva a crecer? Quien coarte tus alas nunca será un amor verdadero y debes saberlo. Un amor real te dirá tus puntos positivos y tus falencias para lograr tus objetivos. Te impulsará a mejorar, Te ayudará a crecer y te verá florecer con ojos de orgullo por todos tus éxitos.

Llegan a acuerdos.

Por supuesto sería irreal pensar que en una relación no habrá discusiones, pero en un amor real las peleas son oportunidades para crecer y fortalecer el vínculo. En este punto la comunicación es fundamental, ya que en las peleas muchos suelen cruzar ciertos límites y se vuelve muy difícil recuperar la atención del otro una vez que eso sucede.

Si ambos son capaces de dialogar sobre esas diferencias que muchas veces los separan, entonces no hay necesidad de agrandar el problema. Además, no todos tenemos mismos gustos e intereses, pero la buena noticia es que estos aspectos también pueden ser negociables.

Pueden pasar tiempo separados.

Las parejas no deben estar juntas todo el tiempo y muchos cometen este error. Trabajar juntos, vivir juntos, estar juntos las 24 horas del día puede ser agotador y lo sabemos. Si no eres capaz de separarte de tu pareja, entonces hay problemas de confianza o tu amor es demasiado intenso y poco aterrizado.

Pasar todo el día y la noche junto a tu pareja puede desgastar el amor y el deseo. Ambos necesitan intereses diversos y también relacionarse con personas diferentes. Esto logra que los momentos en común estén llenos de experiencias por relatar el uno al otro y logra que la relación sea más dinámica.

Es un amor con los pies en la tierra.

Un amor verdadero será sí o sí absolutamente realista y fluirá de buena forma porque ambos aceptan sus virtudes, defectos y no idealizan al ser amado. Las parejas que siguen este concepto saben que llegar a acuerdos puede ser complejo y están muy conscientes de que una relación necesita trabajo y esfuerzo para avanzar.

El enamoramiento sigue patrones muy diferentes, ya que se basa en la pasión, la ilusión y la intensidad de los sentimientos. Un amor real tendrá también algo de ello, pero ambas personas estarán cien por ciento dispuestas a apoyarse en los momentos bajos y tendrán una mirada más honesta hacia la persona amada.

No te lastima ni te hace sufrir.

Un amor real busca la felicidad del otro y, por supuesto, aunque habrá momentos negativos y una que otra lágrima por algún mal entendido, no te hará sufrir ni te lastimará en lo más profundo. Los seres humanos cometemos errores, sobre todo cuando estamos en el inicio de una relación y muchas veces no enfrentamos a escenarios adversos donde el amor parece haber terminado.

Si han decidido mantenerse juntos en el tiempo y han tomado el camino correcto de nunca lastimarse el uno al otro, entonces bien, están en un amor real. Pero, si tu caso es absolutamente lo contrario y sufres sistemáticamente por esa persona, lamento decirte que tu relación está en graves problemas y es tiempo de tomar una decisión.

Cada experiencia es distinta y cada pareja hace sus propias reglas. Estos consejos que te he entregado no son determinantes, pero sí nos ayudan a identificar si nuestra relación va avanzando bien o no. Recuerda que muchas veces el tiempo es nuestro mejor aliado y lo que hoy no pudo ser, quizás mañana sí sea posible. Solo el tiempo y el aprendizaje de cada uno lo dirá.

Por J. Abdhalla

Te puede interesar

[pt_view id=»5f256bd0bk»]